sábado, 22 de octubre de 2011

¿Qué fue de.... HENRY THOMAS?



- Fecha nacimiento: 9 de Septiembre de 1971. San Antonio, Texas, USA. 
- Estudios: Estudió en el East Central High School y en el Blinn College.
- Premios: Ganador Young Artist Award en 1983 por E.T. El Extraterreste; Nominado Young Artist Award por Juego Secreto (1985) y por El Mendigo (1981). Nomidado en los Golden Globes, New Star of the Year  por E.T. el extraterreste en 1983 y Best Performance by an ACtor in a Supporting Role in a Serie por El caso McMartin en 1995. Nominado Best Actor en DVDAward por 11:14 Destino Fatal en 2003.
- Lo recordarás por: Elliott, el niño amigo de E.T. en E.T El Extraterrestre (1982).

A la corta edad de 10 años Henry Thomas realizó el papel de protagonista humano en una de las películas que más han hecho llorar y empatizar con un personaje en la historia del cine. Henry hacía de Elliot el niño que se ganaba la amistad de E.T., la criatura más tierna de toda la filmografía de Spielberg; el niño que salvaba al encantador extraterrestre de largos dedos de las despiadadas manos de el gobierno y conseguía que volviera a su casa.



¿Cómo continuo la carrera del niño más amado en USA en 1982? Pues aunque Henry Thomas no ha conseguido ser una superestrella del cine; si que ha conseguido continuar en el mundillo del cine, con continuos papeles en películas de distinta índole; consiguiendo algún que otro reconocimiento en forma de nominaciones en galardones de importancia media.


En su época de adolescente se dedicó a realizar sobretodo películas para la pequeña pantalla, entre ellas Psicosis IV (curioso, eh). Ya finalizados sus estudios y siendo todo un hombre comenzó a realizar papeles menores en superproducciones, entre ellas Leyendas de Pasion (1994) y Gangs of NewYork (2002).
Su última aparición en la gran pantalla ha sido como actor secundario en Querido John (2010); drama romántico con trasfondo bélico sin demasiados alardes.


Múltiples papeles en múltiples películas a lo largo de estos años y un par de películas aún por estrenar. 
Parece ser que ese joven niño que conseguía volar con un extraterrestre en la cesta de su bicicleta ya consiguió hace tiempo  (ya tiene 40 años) asentarse en el mundillo del cine. No como una estrella, pero si con papeles como actor que seguro que le permiten ganarse el pan y vivir de forma holgada. 

domingo, 16 de octubre de 2011

INTRUDERS


En “Intruders” conoceremos a Juan, un niño de 7 años con una imaginación desbordante. En su habitación de un barrio humilde de Madrid, sufre los salvajes ataques de un intruso sin rostro que domina sus pesadillas sin que Luisa, su madre, pueda evitarlo. Mia, una niña londinense de doce años en plena transición hacia el mundo adulto, lee a sus compañeros de clase el misterioso cuento acerca de Carahueca, un monstruo obsesionado con los niños. Ese mismo día, John Farrow, su padre, sufre un accidente en el rascacielos en construcción donde trabaja. Las vidas de las dos familias, separadas por miles de kilómetros, darán un vuelco: los intrusos ya están en sus casas, y no van a irse hasta haber conseguido lo que quieren.
Título: Intruders
País: USA 
Estreno: 07/10/2011 
Productora: Universal Pictures International, Apaches Entertainment, Antena 3 Films 
Director: Juan Carlos Fresnadillo 
Guión: Nicolás Casariego & Jaime Marqués 
Reparto: Clive Owen, Carice Van Houten, Daniel Brühl, Pilar López de Ayala, Ella Purnell, Izan Corchero, Kerry Fox

Juan Carlos Fresnadillo da un importante paso atrás en su corta aunque muy interesante carrera. Después de la más que interesante Intacto (2001) y conseguir una de las mejores películas de zombis de la historia con 28 semanas después (2007), que para mí supero a la primera (aunque para otros muchos no, esto da para un debate bastante largo). Nos presenta ahora una película con múltiples carencias por todos lados, que no consigue interesar ni dar miedo, si no más bien sueño.


En muchos puntos de argumento me recuerda a Insidious, película aparecida hace pocos meses: Algo extraño le ocurre a tu hijo en medio de tu casa, ¿a quién vas a llamar? ¿A los cazafantamas? Ójala. En Insidious recurren a videntes bastante competentes, y consiguen una película más lograda ( y con esto acabo con las referencias a esta película, podéis encontrar un análisis de esta película buceando en este maravilloso blog); mientras que en la presente película recurren a curas y a psiquiatras con aires de grandeza.
Hijos que ven fantasmas, padres que se acojonan porque sus hijos ven fantasmas, y problemas familiares de por medio. El problema no creo que sea argumental, el argumento es interesante (aunque tampoco es para pasarse) y une de forma coherente dos lugares y familias aparentemente sin ninguna asociación.  El problema es que resulta aburrida y no llega a asustar en ningún momento. Le da vueltas y vueltas a un mismo susto que se repite y reitera sin cambios y sin llegar a sorprender ni asustar.
El ritmo es lento y la dirección no esta muy acertada. Al principio hay tensión, pero como siempre es lo mismo, la película deja de sorprender a partir de los primeros 15 minutos.


Lo más salvable de la película a mi entender son los actores. Que aunque tampoco es que estén para Oscar, son competentes y saben transmitir los sentimientos de los personajes en todo momento. Mención especial para el niño Izán Corcheroque a su corta edad consigue una actuación muy correcta y convincente.

Suenas proyectos interesantes en el futuro de Fresnadillo: posible director de la versión cinematográfica de Bioshock, del remake de Los Inmortales; y guionista de La Senda. Seguro que Fresnadillo volverá al camino de grandes producciones y al mismo tiempo grandes películas.

Su actual película, Intruders, se puede ver sin que produzca cefalea. Pero la cuestión es donde; ¿vale la pena pagar por ella? Pues no, pero si que se deja ver en el sofá de nuestra casa a través del ordenador y sin habernos gastado 7 dolorosos euros antes en una entrada de cine. Y como están las cosas ahora, casi que esta es la mejor opción.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

LA PIEL QUE HÁBITO



Desde que su mujer murió quemada en un accidente de coche, el doctor Ledgard, eminente cirujano plástico, se interesa por la creación de una nueva piel con la que hubiera podido salvarla. Doce años después consigue cultivarla en su laboratorio, aprovechando los avances de la terapia celular. Para ello no dudará en traspasar una puerta hasta ahora terminantemente vedada: la transgénesis con seres humanos. Pero ése no será el único crimen que cometerá en “La piel que habito”.
País: España 
Productora: El Deseo S.A. 
Director: Pedro Almodóvar 
Guión: Pedro Almodóvar, Agustín Almodóvar 
Reparto: Antonio Banderas, Elena Anaya, Marisa Paredes, Blanca Suárez, Fernando Cayo, Eduard Fernández, José Luis Gómez, Jan Cornet, Roberto Álamo, Susi Sánchez, Bárbara Lennie
Calificación: No recomendada para menores de 16 años

Si tuviera que resumir la nueva película de Almodovar en una sola palabra sería "impactante", o más bien "cochante"; te deja un regustillo amargo que no se te va hasta un buen rato después de verla. Es de esas películas que puede que te guste o puede que te desagrade (a mi me ha gustado bastante), pero seguro que no te deja indiferente. Una película no hecha para todos los públicos.


La historía de un afamado cirujano plástico que se obsesiona en conseguir una nueva piel más resistente para la especie humana; pues si, pero eso es solo rascar la superficie de la película. Ya al principio de la película ya te das cuenta de que el personaje de Banderas esta algo loco; pero conforme avanza ves que esta muy muy loco y trastornado. ¿Una locura justificada? En parte si, pero llevada al exceso más extremo.

La verdad es que si te pones a pensar y reflexionar sobre el argumento en si de la película (no las escenas que acabas de ver, si no solamente lo que suceden en ellas) ves que hay una parte que es bastante ridícula, muy bizarra; no estoy criticando el argumento, solo estoy diciendo que es muy peculiar.
Y aquí es donde Almodovar (y todo su equipo) demuestran que de cualquier argumento se puede sacar una gran película si esta bien envuelta. Y esta película lo esta: empezando por Almodovar, que esta más comedido que de normal (aunque se guarda unas cuantas jugadas), colocándonos la cámara muy cerca y siempre en el lugar oportuno para que la imagen impacte lo más posible; pasando por la fotografía que consigue trasmitir sensaciones y ayudar a que la película nos angustie y emocione; a esto ayuda mucho también el vestuario, la ropa y el pelo del personaje de Banderas trasmiten mucho de como es el personaje, y la malla que lleva Elena Anaya durante toda la película me parece que va a  quedar ya como un icono del cine de Almodovar.


Y llegando finalmente a los actores, que lo hacen realmente bien.
Antonio Banderas no es uno de mis actores favoritos, siempre tiende a exagerar mucho; pero aquí esta comedido (supongo que Almodovar le habrá dado mucho la brasa para que se controle), trasmite frialdad y locura. Y Elena Anaya y Jan Cornet, los otros dos protagonistas (si se les puede llamar así), también estan excelente en su papel.


Como he dicho antes Almodovar esta más tranquilo, menos alborotador que de normal. Pero no por ello deja de presentar unas cuantas escenas que nos recuerdan que esto es una película 100% Almovodar: hay mucha teta suelta; mucho sexo explicito en ocasiones poco justificado; y como siempre, algún que otro trabelón y gente a la que le gusta disfrazarse (Roberto Alamo disfrazado de tigre, rarito, rarito).
Pero si me tengo que quedar con una escena es es la de Banderas enseñando unos curiosos instrumentos médicos de diferentes tamaños; que hicieron que a un servidor se le revolvieran las tripas y otras partes del cuerpo.

Las películas españolas de calidad y que no transcurran durante la guerra civil escasean últimamente. Asi que gente, por favor, id a ver  La Piel que Hábito. A lo mejor no os acaba de gustar; pero, como he dicho antes, no os dejará indiferentes. 



Buscar este blog

Cargando...